Changing Tomorrow Day une a los empleados de Astellas en todo el mundo a través de un servicio comunitario significativo

En un típico día entre semana, Stacy Stone, Directora Asociada de Tecnología Comercial de Astellas, pasa su tiempo en la casa matriz de las Américas de la empresa, en Northbrook, Illinois, frente a su computadora, rodeada de útiles de oficina, libros y fotos de su familia.

Pero un día, Stacy no fue a la oficina a trabajar como de costumbre. En cambio, ella le dio un beso de despedida a su esposo y a sus tres hijos e hizo algo que nunca antes había hecho. Pasó el día con colegas empacando comidas nutritivas para los necesitados.

“Siempre me gustó el voluntariado y la beneficencia”, dijo, mientras tomaba un descanso de empacar comidas, “pero nunca tuve la oportunidad de hacerlo a través de mi trabajo.”

Stacy, junto con 200 colegas, empacó más de 30.000 comidas que serán distribuidas por Stop Hunger Now, una organización con sede principal en Raleigh, Carolina del Norte, dedicada a acabar con el hambre en el mundo. Alrededor del mundo, otros cientos de empleados de Astellas participaron en una amplia variedad de oportunidades de voluntariado como parte de Changing Tomorrow Day de Astellas. La iniciativa consiste en un día mundial de voluntariado que brinda a los más de 17.000 empleados de la empresa una oportunidad significativa no sólo para hacer algo bueno en sus comunidades, sino también para hacer algo bueno juntos.

Changing Tomorrow Day – que en realidad se lleva a cabo en diferentes días en diferentes regiones – es una de las actividades más esperadas por los empleados cada año, un hecho que contribuyó a que la revista Forbes nombrara a la empresa uno de los 500 mejores lugares para trabajar por tercer año consecutivo. También es un reflejo del deseo de la empresa de crear una cultura de compromiso que permita a los empleados como Stacy marcar una diferencia poderosa en las comunidades donde trabajan y viven.

En 2016, más de 6.600 empleados de Astellas en todo el mundo realizaron un total de 17.089 horas de voluntariado en 250 lugares en 30 países. Llevaron a cabo una amplia gama de actividades de voluntariado enfocadas en promover el cuidado de la salud y mantener un medio ambiente saludable.

Por ejemplo, las actividades de Changing Tomorrow Day de Astellas en Polonia incluyeron organizar una campaña de donación de sangre (la cuarta de la oficina) llevando una ambulancia móvil a la oficina. En Irlanda, los empleados apoyaron a una organización que organiza campamentos para niños que viven con enfermedades serias, trabajando en el jardín y ayudando a pintar y limpiar sus instalaciones.

En Singapur, los empleados trabajaron como voluntarios en un centro de cáncer infantil, brindando una experiencia divertida y práctica al enseñar a los niños cómo hornear cupcakes en forma de hamburguesas. En Japón, la casa matriz global de Astellas, equipos se ofrecieron como voluntarios en un hogar geriátrico en Tsukuda, y la empresa ya ha iniciado esfuerzos para que en el 2017 los empleados realicen la limpieza comunitaria anual en las calles de Tokio.

Changing Tomorrow Day es más que sólo el nombre de un día. Representa la firme determinación de la empresa de continuar sus esfuerzos mientras existan personas enfermas y de ayudar a lograr un futuro mejor para todos los pacientes que luchan contra enfermedades.

“A Astellas le gusta retribuirle a la comunidad”, dijo Benny Hui, Intermediaria de Ciencia Médica en Astellas Pharma Canada, de pie en medio de voluntarios ocupados clasificando y empacando artículos en Vancouver, donde 200 empleados de Astellas de los EE. UU., Canadá y Brasil unieron fuerzas para ayudar a la Urban Native Youth Association. “Es un honor ser parte de una empresa que cree en esos valores.”